Servicio confidencial y de confianza para que las empresas encuentren una solución amistosa a sus diferencias.

En este ámbito, el proceso de mediación aporta el acuerdo consensuado que facilite la conservación de las relaciones comerciales: servicio voluntario, rápido y de coste reducido.

La mediación es una herramienta especialmente recomendable en la empresa familiar, caracterizada por la multiplicidad de roles y por el conjunto de emociones y valores que sustentan el compromiso de los familiares que allí trabajan.

El proceso de mediación facilita que los integrantes de la familia gestora puedan afrontar los retos que se planteen en el área de profesionalización sin descuidar los vínculos familiares.